domingo, 4 de junio de 2017

Escapada al norte de Alemania. Hamburgo, Bremen, Lubeck.


En esta ocasión me gustaría recomendar una escapada a las ciudades del norte de Alemania. Hemos elegido Hamburgo, Bremen y Lubeck para visitarlas en los cuatro días del puente de mayo. Es un viaje muy cómodo, ya que hay vuelo directo a Hamburgo desde Alicante, y una vez allí, tanto Bremen como Lubeck, son preciosas ciudades que se encuentran a tan solo una hora de tren, y además, su reducido tamaño permite verlas en un solo día.


Hacía bastante tiempo que quería ir a Hamburgo por ser conocida como la Venecia del norte.  Realmente es una ciudad con muchos canales y puentes, y toda su vida gira en torno al puerto, pero en absoluto se parece a Venecia. Son ciudades completamente diferentes. Supongo que la comparación es un reclamo publicitario.




Hamburgo me ha parecido una ciudad dinámica, moderna y de gente trabajadora, llena de actividad, especialmente divertida y orgullosa de sus orígenes, su historia y su prestigio de ciudad libre y hanseática.
Dado que fue completamente devastada por los bombardeos de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, la ciudad tuvo que ser levantada casi en su totalidad, y tras la unificación alemana ha luchado por recuperar su privilegiada y antigua posición económica.

   
Mientras Bremen y Lubeck conservan perfectamente la típica arquitectura medieval; casco antiguo amurallado, plaza del mercado, catedral, ayuntamiento, calles estrechas y laberínticas, iglesias, torres, monasterios, etc. Hamburgo ofrece un aspecto más moderno, con robustos y emblemáticos edificios de ladrillo oscuro, levantados a principios del siglo XX, que representan a las mayores compañías comerciales del mundo, y junto a estos, las frágiles y extraordinarias obras contemporáneas de fachadas acristaladas. El nuevo icono de la ciudad es La Filarmónica del Elba, bloque levantado a orillas del rio, junto a los muelles, en el barrio de HafenCity, un imponente proyecto que completará el mayor desarrollo de un centro urbano en Europa. Pero, además de su modernidad, no debemos perdernos algunas obras que perduran del pasado: el Ayuntamiento o Rathaus, de estilo neorrenacentista, la iglesia de Sankt Michaelis y la iglesia de St. Petri, son algunas muestras de ello.


Por otro lado, y para comprobar lo alegres y animados que son en Hamburgo, os recomiendo un buen paseo, en la noche, por el barrio de St. Pauli; el barrio transgresor e inconfundible barrio rojo, lleno de clubes, bares, restaurantes, etc.
Como podéis observar, Hamburgo tiene de todo. Además, hemos comido muy bien, especialmente buenos pescados, y siempre acompañados de buena cerveza.


A continuación, os pongo un enlace de un diario de viaje que he escrito para la web “los viajeros”. Es una página de gran ayuda en mis escapadas y me he animado a participar y hacer mi humilde aportación para futuros viajeros. Incluye texto y fotos.

lunes, 6 de febrero de 2017

nacionalismo catalán


El nacionalismo es una ideología destructiva en sí misma.
Siempre crea un enemigo: “el otro”. Pero el otro también tiene su propio nacionalismo identitario. De manera que se convierte en una lucha de todos contra todos para autodefinirnos. En definitiva, el nacionalismo no es más que una construcción interesada para algunos y absurda para la mayoría de los ciudadanos, ya que no mejora la calidad de vida de las personas, sino que, únicamente, les hace creer en unas ilusiones engañosas e inexistentes.

El nacionalismo es un movimiento sociopolítico que surgió a finales del siglo XVIII cuando, todavía, las sociedades no estaban constituidas en naciones, pero hablar de nacionalismo en pleno siglo XXI es absolutamente anticuado y está fuera de lugar, máxime después de comprobar la deriva extrema y vergonzante de tal ideología en la 2ª Guerra Mundial.

En la actualidad, las identidades de cada pueblo, la lengua, y sus particularidades culturales son queridas y admiradas por sus gentes, pero también son respetadas, queridas y admiradas por el resto de vecinos y comunidades que conforman un país.

Estamos comprobando cómo esta idea nacionalista va ganando adeptos en nuestra querida Cataluña. Los interesados están consiguiendo su objetivo poco a poco. Se trata de una idea de locos, ambiciosos y egoístas que no miran más que por sí mismos, pero que ayudados por otros muchos interesados, que también comen del pastel, han convertido a Cataluña y sus gentes en un campo de batalla dialéctico, de sentimientos encontrados inexistentes, junto con odios y conflictos innecesarios. Porque no nos engañemos, para algunos, esto es un gran negocio.

Desde el punto de vista de un nacionalista catalán, o de cualquier otro nacionalista, es absolutamente legitima la reivindicación de sus propios derechos, de su propia lengua, de su propia educación, de su propia administración, y en definitiva, de la creación de un Estado donde se desarrolle su propio sentimiento nacionalista y que le diferencie de “los otros” sentimientos nacionalistas de las “otras” naciones con identidades diferentes.
Si nos centramos en el caso catalán, todas estas reivindicaciones pueden y deben hacerse desde las instituciones que ya existen (Generalitat), luego, ¿a qué tanto ruido nacionalista? Quizá sea que aún no son lo suficientemente distintos y diferentes del resto de conciudadanos del conjunto al que pertenecen. Quizá se quieren ver a sí mismos como seres especiales dentro de la nación a la que ya pertenecen. Quizá necesiten sentirse diferentes o superiores al “otro”.


Pues yo os digo: no sois mejores, ni especiales, ni más dotados, ni tan siquiera sois muy diferentes del resto de españoles. Creo que simplemente defendéis una identidad propia y característica, con miles de peculiaridades especificas según el entorno donde se desarrollan esas identidades, pero eso no os hace tan diferentes del resto de españoles, como para crear una nación distinta.

Vuestro sentimiento, amor, cariño, y orgullo por vuestra específica identidad, es el mismo amor, orgullo y cariño que siente cualquier gallego, extremeño, madrileño, o vasco, por su propia cultura y única identidad. Pero ello no quiere decir, necesariamente, que tengamos que separarnos para desarrollar las particularidades. Al contrario, nos unen muchas más cosas de la que nos separan y no podemos permitir que unos locos, egoístas y ambiciosos interesados acaben con la paz y la armonía de unos pueblos y unos ciudadanos a los que tanto nos cuesta sobrevivir cada día que nos levantamos.

sábado, 10 de septiembre de 2016

El caso del ex-ministro Soria


Antes de escribir este texto advierto de mi tremendo cabreo respecto al caso del nombramiento del ex-ministro Soria para ocupar un alto cargo en el Banco Mundial.  

 Me explico: lo que trasciende de todo este ruido mediático es que este tipo de nombramiento “a dedo” ocurre todos los días y en todos los niveles. Este escándalo no se entiende más que por el hecho de contar, en este momento, con un Gobierno en funciones y  la perspectiva posible de unas próximas elecciones. Se trata del ataque frontal y la búsqueda de noticias en todo aquello que se cuece en las altas esferas políticas con la intención de sacar rédito político en la contabilidad de escaños. Todos los partidos políticos buscan y escudriñan en las decisiones de los otros partidos, en la competencia, para sacar a la luz pública sus miserias.
 

 Porque es verdaderamente miserable que el PP presente como candidato al Banco Mundial a un ex- ministro con los antecedentes de José Manuel Soria. No olvidemos las declaraciones públicas ante las preguntas de los periodistas en relación a las sociedades offshore, su balbuceo incoherente, su falta de memoria  y sus descaradas mentiras.

Pero parece que estos buenos puestos y los buenos sillones se reparten entre los  amigos: Presidentes de Organismos Oficiales, Consejeros,  Asesores de Comisiones, etc. Todos ellos son cargos a los que no sé cómo se llega y para los que los simples mortales no estamos preparados jamás.
 

Me duele pensar que a pesar de vivir en una democracia, esta práctica de elección “a dedo” se sigue empleando habitualmente y con toda la naturalidad que el SISTEMA les permite.
Además de todo esto, me molesta tremendamente que los señores y señoras diputados que nos gobiernan, nos consideren absolutamente tontos y bobos, o que no les interese, en absoluto, nuestra manera de ver la realidad, o que simplemente, les resulte indiferente nuestra opinión.  Lo que me hace pensar, que ellos ocupan un cargo de espaldas a nosotros.

Porque de otra manera no es posible que se dé un nombramiento como el de Soria. Es imposible explicar cómo un presunto miembro de la corrupción  o de la evasión de capitales, es  premiado con un puestazo en el Banco Mundial.

De ahí mi cabreo, mi enfado e indignación. Porque me resisto a pensar que este mundo funcione así.

Comenta qué te ha parecido este caso o  si tu también estás indignado.

martes, 30 de agosto de 2016

País vasco. Diario de viaje.


He observado que las entradas del blog que tratan sobre las escapadas viajeras son las más leídas  y comentadas. De manera que, sin más espera mi pongo inmediatamente a contaros mis 8 días de vacaciones en el mes de agosto por el norte de España.
Por las calles de Logroño
Entre las palabras clave de este viaje cabe destacar pinchos o pintxos y tapas. Qué barbaridad!!!  Jamás he probado tantos, tan buenos y tan variados. Pufff!!! Desde nuestra primera parada en Logroño ya tomamos contacto con estas delicias gastronómicas cuando paseábamos por la c/ Laurel y la c/ San Juan y probamos sus especialidades: champiñones, careta de cerdo, pincho moruno, y muchas más.
Nuestro destino era San Sebastián y concretamente su Semana Grande. De esta preciosa ciudad, ya visitada en otras ocasiones, esperábamos; maravillosos paseos por sus playas; Zurriola y la Concha, estupendos pintxos en los bares del casco antiguo, la belleza de sus paisajes entre sus dos montes; Urgull e Igueldo, y el buen ambientazo de sus calles. No nos defraudó en absoluto, pero preferiría haber elegido cualquier otra semana, porque fue una verdadera locura  la cantidad de gente por todos lados y algunos momentos de desesperación por no saber dónde aparcar el coche.
El hotel “base” lo teníamos en Usurbil, un pueblo pegado a San Sebastián y perfecto para nuestros desplazamientos.

Pintxos en Bermeo

Puerto de Bermeo
El segundo día de nuestras vacaciones visitamos Bermeo, población preciosa, con un puerto estupendo  y con tapeo impresionante, además de unas fabulosas vistas a la isla de Izaro. Además pudimos compartir la amabilidad de sus gentes cuando nos encontramos con los padres de una amiga nacida aquí, con los que degustamos un buen aperitivo y de los que aprendimos algunos pequeños detalles del euskera.  Por la tarde nos acercamos a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Este paraje merecería una entrada exclusiva en el blog, y  estaría toda llena de fotos alucinantes y de anécdotas y datos sobre como subir andando a la pequeña iglesita, como seguir la tradición de tocar tres veces su campana, pedir un deseo… y disfrutar de lo bonito que es todo.

Nos reunimos la familia para visitar San Juan de Gaztelugatxe


Para el tercer día el plan era  conocer Vitoria-Gasteiz, y eso hicimos, a la vez que paseábamos y  tapeábamos por sus calles. Para la tarde había reservado por internet una visita guiada a la Catedral Vieja, la misma que sirvió de inspiración a Kent Follet para su famosa obra literaria, visita que recomiendo por ser muy interesante y amena. La catedral de Santa María está en obras, así que nos colocaron un casco y nos metieron por todos sus vericuetos, lo que dio un toque simpático a esta visita cultural. Por la noche nos acercamos a ver los Fuegos artificiales de la Semana Grande de Donostia.
De esta guisa por la Catedral de Vitoria
 
El día siguiente estaba pensado para hacer una marcha por los miradores que conforman el Geoparque de la Costa Vasca: concretamente las poblaciones de Zumaia, Deba y Mutriku. La cosa quedó un poco reducida y de ocho o nueve miradores, solamente vimos tres, pero que tres preciosidades!!! Lo más destacable fue que para llegar a uno de ellos, tuvimos que calzarnos las botas y ponernos el sobrero que nos protegería del sol de la una de la tarde, anduvimos unos 2 km. por un camino y desde ese punto contemplamos una  formación geológica característica de los acantilados y las rocas en el mar, conocida con el nombre de “flysch”, que nos pareció espectacular. Hacia un calor de muerte y como al lado había una salida al mar, decidimos darnos un baño improvisado en pleno flysch que, sin apenas gente, nos supo a gloria. Regresamos al coche y aunque se nos había hecho un poco tarde, nos dieron de comer estupendamente en Sidrería Urberu, en la cima de una montaña de Itxiar. No puedo dejar de nombrar los pimientos rellenos de bacalao, el pastel de cabracho y la tarta casera de fruta. Para chuparse los dedos…Mmmmm.
En esta "playa" disfrutamos del baño
 
El quinto día lo dedicamos a disfrutar de una de las poblaciones más bonitas de la zona: Ondarribia. Primero nos dirigimos a Información y Turismo donde, muy amablemente, nos marcaron una ruta sobre el plano, para conocer y pasear toda la ciudad; casco antiguo, barrio de pescadores  y puerto. Nuevamente probamos sus exquisitos pintxos en varios de sus bares y así comimos de maravilla. Más tarde, subimos a ver una atalaya al Monte Jaizkibel desde donde de contemplaban unas vistas maravillosas del río Bidasoa y Francia al otro lado. De vuelta a nuestro hotel, pasamos por la playa de Orio a darnos un baño y finalizamos el día cenando  un gran chuletón en la Sidrería Aginaga.
Plaza de Ondarribia
Al día siguiente, hicimos las maletas, abandonamos San Sebastian y nos dirigimos hacia Pamplona. Pero primero paseamos por Getaria para descubrir su hermosa iglesia gótica que nos sorprendió gratamente por la diferencia de niveles debido a la irregularidad del terreno. A  Pamplona llegamos a la hora de comer, y como ya podéis suponer,…nos fuimos de pintxos por el casco antiguo, ¡estupenda y original idea! Y a continuación a la calle Estafeta para ver el recorrido de los toros en los encierros de San Fermín.
Dejamos atrás Pamplona y cogimos la carretera hasta llegar a Olite donde nos esperaba nuestro último alojamiento. Fichamos en el hotel y tras descansar un ratito nos acercamos a su fabuloso castillo. Carlos III y su esposa doña Leonor van a ser los artífices de la construcción de este Palacio Real “que tenía tantas habitaciones como días el año”. El derroche económico, creatividad y capricho van a convertirlo en un palacio de ensueño, uno de los palacios más esplendidos de Europa en su época.
Palacio Real de Olite

A la mañana siguiente salimos con destino a nuestra casa, en Alicante, disfrutando del camino y de una deliciosa comida en Torres-Torres, población valenciana, donde comimos una paella riquísima.

Y así concluyo mi viaje de vacaciones al País vasco, aunque tocando de refilón La Rioja y Navarra. Viajar es agotador, pero encantador y cautivador. Confieso que el gusanillo de este ajetreo no descansa en mi  cabeza y no puedo dejar de pensar en mi próxima escapada. Ya os la contaré, hasta la próxima!!!


domingo, 7 de agosto de 2016

Agosto y Alicante


Llega el mes de Agosto y con él llegan las vacaciones. Esto supone calor, piscina, sol, playa, cervecita, cenas, terracitas, y gente, mucha gente por todos lados.

Antes me gustaba más el verano que el invierno, pero ahora no. Ahora soy consciente de que me gusta la rutina del otoño y del invierno, levantarme temprano, ir caminando al gimnasio, no sudar ni estar agobiada por el calor, ponerme camisetas de manga larga, calcetines de algodón y zapatillas.



En Agosto no voy a la playa porque hay demasiada gente, prefiero las rocas y las zonas de piedras donde apenas se baña nadie, además,  el resto del año puedo pasear por la playa, bañarme y tomar algo sin agobios. No hay colas en los chiringuitos y siempre se encuentra sitio para aparcar el coche.



Lo sé, soy una privilegiada por vivir en Alicante. Soy consciente de ello. Alicante es la ciudad que me ha adoptado y a la que me he adaptado maravillosamente. Aquí tengo mi vida, mi familia y algunos amigos. Todavía recuerdo y echo de menos algunas cosas de mi Madrid del alma, pero ahora solo voy de visita o de turista, y me encanta, pero no podría vivir en la capital que me vio nacer. Me he hecho a Alicante, a esta ciudad pequeña y en ocasiones provinciana, a que todo esté cerca, a no sentirte agobiado nunca, a tener el mar a un paso y a verlo cada día cuando me levanto.

Y como las temperaturas en esta bendita tierra son tan altas en Agosto, mi familia y yo huimos al fresquito del norte. Este año al País Vasco. Ya os contaré, a la vuelta de vacaciones,  sobre esta nueva aventura.




sábado, 23 de julio de 2016

Turquía y el golpe de estado.


Uno de los viajes más bonitos de mi vida fue un circuito por Turquía. La zona de Capadocia es  espectacular  y  Estambul me parece la ciudad más bonita del mundo, por su ubicación entre Europa y Asia, por sus vistas sobre el Bósforo, por su historia y por la arquitectura y la belleza de sus palacios y sus mezquitas, especialmente Santa Sofía que me tiene enamorada completamente desde  la primera vez que vi las fotos de su cúpula en el libro de Arte en COU.

De este viaje hace ya diez años y desde 2006 han cambiado mucho las cosas. Por entonces,  la economía del país y el turismo eran florecientes,  la seguridad para viajar y pasear por sus pueblos, por sus calles o sus zocos era absoluta,  la gente se mostraba amable, gentil, y orgullosa de su país,  de  sus jóvenes estudiantes, chicos y chicas por igual, cada vez que veíamos un grupo entrando al colegio o saliendo de la Universidad.  Intentaban dar una imagen de modernidad, una imagen mucho más europea que el  previo concepto que yo tenía antes de llegar a Estambul. Por todo ello, y por miles de detalles más que guardo en mi memoria,  siento un especial cariño por Turquía.


También,  por todo ello, vivo con preocupación el devenir de este país y de su sociedad tras los últimos acontecimientos, especialmente tras el  intento de golpe de Estado, por parte del ejército, que tuvo lugar el 15 de julio de 2016.

Debemos saber que Turquía es una república democrática, laica, unitaria y constitucional, cuyo sistema político fue establecido en 1923 bajo el liderazgo de Mustafa Kemal Atatürk, considerado “Padre de los turcos”. Turquía se ha relacionado cada vez más con Occidente a través de la afiliación a organizaciones como el Consejo de Europa (1949), la OTAN (1952), la OCDE (1961), la OSCE (1973) y el G-20 (1999). Así mismo, Turquía comenzó las negociones para la adhesión plena a la Unión Europea en 2005, después de haber sido miembro asociado desde 1963.


Pero la trayectoria de los últimos años desvía su política hacia opciones menos laicas y menos constitucionales de las esperadas,  produciéndose un giro hacia el Islam e inmiscuyendo las ideas religiosas en la manera de legislar. Baste contemplar la biografía del  dramáticamente elegido Presidente de la República y Jefe del Estado, Recep Tayyip Erdoğan, para comprender que el rumbo político está cambiando hacia posiciones más conservadoras cargadas de componentes islámicos y un cariz demasiado autoritario.



Por su parte, los militares turcos, son tradicionalmente los guardianes de la naturaleza secular y unitaria de la República y de la democracia y ellos se han levantado contra este gobierno.

Ahora me pregunto;  qué ha sucedido desde entonces?... Los seguidores de Erdogan toman las calles y plazas públicas tradicionalmente laicas para evitar cualquier levantamiento, se produce una tremenda purga o limpieza con la detención de unos 6.000 militares, entre ellos varios generales, unos 3.000 magistrados y 9.000 policías, se suspende a miles de funcionarios ligados al Ministerio de Educación, se suspende la Convención  Europea de Derechos Humanos, se declara el estado de emergencia durante tres meses  y  las circunstancias hacen creer a Erdogan que puede hacer lo que quiera, incluso instaurar la pena de muerte contra los que se le oponen.


No sabemos cuál será el futuro de este país pero sospecho que su población irá a la deriva durante algún tiempo. Mi sueño sería que no se produjeran enfrentamientos y poder volver a visitar esta tierra que me cautivó, pero me temo que, por el momento, no va a ser posible. Su excepcional posición  geoestratégica le convierte en bisagra entre el norte (Rusia) y el sur (Oriente Medio), entre el este (Cáucaso/Asia Central) y el oeste (Europa), razón por la que Turquía, además, se enfrenta a muchos conflictos  externos que la tienen sumida en un verdadero caos diplomático con todos sus vecinos fronterizos (Siria, Irak,). A ello debemos sumar la amenaza creciente del autodenominado Estado Islámico (ISIS) y el peligro de contagio de sus ideas intolerantes en las mentes  de algunos musulmanes.


Solo nos queda confiar en que este estado de emergencia, impuesto por Erdogan, sea transitorio, corto, y no suponga una represión masiva y una pérdida de libertades y de derechos humanos sobre la población turca durante demasiado tiempo.

sábado, 9 de julio de 2016

4 días en el Pirineo. Diario de viaje.


Aprovechando las fiestas de las Hogueras de San Juan en Alicante, nos hemos escapado unos días para cambiar los aires de la playa por los de la montaña.  Ya estaba necesitando ver paisajes verdes, ríos, cascadas, prados y agua, mucha agua.

En esta ocasión, viajamos acompañados de unos amigos y nos hemos sentido, un poquito,  anfitriones del lugar, después de haber estado repitiendo este destino durante más de once años consecutivos.

Alquilamos en Casa Asín,  en Oto, un pueblecito desde donde se hacen muy cómodos los desplazamientos por la zona y las pequeñas marchas que íbamos a realizar. La misma tarde de nuestra llegada salimos paseando hasta Broto, el pueblo de al lado, y visitamos la cascada de Sorrosal,  como aperitivo de los siguientes saltos de agua que veríamos durante nuestra estancia en el Pirineo. Después de dar una vuelta por el pueblo, sin más demora, cenamos en La Tea, una pizzería donde se come de fábula. La vuelta a la casa fue espectacular, caminando de noche mientras contemplábamos todo el cielo lleno de estrellas.

Para el día siguiente les teníamos preparado un paseíto-marcha precioso en el valle de Bujaruelo: comenzamos a andar desde el Puente de los Navarros siguiendo el curso del rio hasta llegar al refugio de San Nicolás. Aquí comimos unas ricas judías en puchero de barro, migas con huevo y chorizo y un buen chuletón para compartir.
Por la tarde, nos acercamos a Torla, un pueblo de arquitectura preciosa, típica del Pirineo aragonés: muros de piedra, tejados de  pizarra y ventanas llenas de flores. Paseamos y entramos a curiosear en las tiendas de “souvenirs” y terminamos tomando una copa de vino en la terraza de “La Cocinilla” con  buena compañía y con unas vistas espectaculares mientras terminábamos el crucigrama del periódico.


El tercer día tomamos dirección a Jaca. Primero paramos a ver la  Iglesia románica de Santa Cruz de la Serós, paramos a comprar un detalle de cerámica típica jaquense,  y a continuación visitamos el espectacular Monasterio Viejo de San Juan de la Peña, joya medieval de los siglos XI al XII.  Gracias a las sencillas explicaciones de la guía local, pudimos entender parte de la Historia del Monasterio y de la Historia de Aragón.  He de reconocer que  este lugar me tiene cautivada,  desde que siendo una niña, lo visité por primera vez con mis padres.
San Juan de la Peña

 
Proseguimos  nuestro camino hacia Jaca. Tomamos el aperitivo en una terracita frente a la Catedral  y junto a unos músicos que cantaban y tocaban de maravilla. Después de pasear por sus calles, nos paramos a comer en Restaurante El Portón,  lo encontramos en una  placita al lado de la Torre del Reloj, y es muy recomendable. A la salida, el calor era insoportable, así que decidimos huir hacia el Puerto de Somport, frontera con Francia. De camino paramos unos minutos a ver por fuera la estación de Canfranc. Mientras ascendíamos el puerto, empezó a bajar la temperatura y nos envolvió una niebla tan espesa que no podíamos ver nada a más de cinco metros, de manera que al poco tiempo, nos montamos en el coche dirección a Sabiñanigo. Aquí compramos unas salchichas, chorizos, quesos, pan y bebidas  para la cena. Cuando llegábamos a la casa comenzó a caer una tormenta de verano de la que pudimos disfrutar desde la terraza y bien resguardados. Para terminar la jornada jugamos una divertida partida al Trivial mientras algunos tomaban una copita de Pacharán.

 El último día se lo dedicábamos a la medieval población de  Ainsa, pero antes de pasear por sus calles y visitar su Iglesia,  subimos con el coche hasta las cercanías de Revilla,  nos calzamos las botas y siguiendo un bonito sendero llegamos  hasta los Miradores de Angonés, donde teníamos unas estupendas vistas sobre las Gargantas de Escuaín, y  donde muchos aficionados se acercan a ver el vuelo del quebrantahuesos.

 
Ainsa
Con apetito y ganas de una cerveza  fresquita bajamos hacia Ainsa para comer en el restaurante “El Callizo”. Podría detenerme a contar esta exquisita comida, pero me quedaría corta en palabras a la hora de describir tantos sabores y sensaciones. Nosotros pedimos el  menú degustación “Tierra” que resultó ser una experiencia  sobrenatural, jajajajaja …  Esta fue la guinda de nuestro viaje al Pirineo aragonés.

 
El quinto día tocaba viajar hacia Alicante, pero por el camino tuvimos la suerte de parar en Torres-Torres, población valenciana, donde nos hicieron una paella fabulosa y unos trozos de morro fritito que quitaban el “sentio”.
 
Durante estos días lo hemos pasado de maravilla, con un poquito de cultura, preciosas marchas, estupenda gastronomía y por supuesto la mejor compañía. El Pirineo nunca defrauda y espero volver a repetir muchos años más.